Tolerar la frustración

Partamos definiendo correctamente el término frustración:

¿Qué es? Es un sentimiento que se genera cuando el ser humano no puede satisfacer un deseo anhelado.  Sus reacciones emocionales se representan con ira, ansiedad o tristeza.

Poder ayudar a los niños a trabajar la frustración es importante y necesario, como adultos tenemos la experiencia de que vivir implica la resolución de situaciones de forma constante, no he llamado a estas situaciones como problemas ya que comúnmente este término lleva en sí una carga emocional bastante negativa y el primer paso para aprender a tolerar la frustración es no percibir las situaciones no esperadas como un drama. El drama no colabora, nos hace menos capaces de aceptar la frustración y también menos capaces de volver a intentarlo.

Los niños al ser grandes observadores de su entorno incorporan la estrategia que más utilizan sus educadores frente a las situaciones críticas, por esta razón se debe ser cuidadoso en la manera que tratamos nuestra propia frustración ya que esto será determinante para la personalidad del niño. Esta emoción no se encuentra en las situaciones externas en sí mismas, sino en la particular forma de afrontarlas.

Cuando evitamos que un niño se frustre, por ejemplo, al resolver sus propias situaciones, haciendo más fáciles sus desafíos sabiendo que puede dar más, evitando que se equivoque y hacerlo por él antes que eso pase, mintiendo en sus equivocaciones para que vea siempre logros, dando cada cosa que desea para que no se sienta insatisfecho, estas son las diferentes maneras de presentar a un niño la idea de una vida que no existe, una vida que al crecer no va a encontrar en el afuera, una vida que no va a encontrar lejos de la protección y el resguardo de sus seres queridos, haciendo esto no se permite al niño la práctica para poder tolerar completamente su frustración, entonces… ¿ayudarlo a no conocer la frustración o ayudarlo a saber seguir adelante a pesar de cualquier obstáculo físico o mental que se le presente a lo largo de su vida?

Lo que se debe fomentar mucho es la auto-confianza y para esto se debe dejar a los niños tomar sus propias decisiones desde lo más mínimo cotidiano y cuando la frustración aparezca encubierta en un: no puedo, no soy capaz, fallé, lo hice mal, lo rompí, no lo sé hacer, no puedo tener lo que quiero, no me dejan hacerlo, ya sean sentimientos generados por propias inseguridades e insatisfacciones o, como también sucede, por las palabras entrometidas de otros, esa emoción va a ser capaz de resurgir entendiendo que solo fue un momento y que no define absolutamente nada, el punto está en aprender a comprender la frustración positivamente para perfeccionarse un poco más y no entender la frustración como la imposibilidad que fue o es. 

Cuando el niño se frustra hablarle de una manera comprensiva y alentadora, demostrarle en palabras y contención la naturalidad de esta emoción, ayudarlo a identificar las sensaciones físicas que la acompañan y el aprendizaje que nos permite transitar, la frustración se relaciona con el error, ese punto considerado erróneamente como “negro" que cambia todo lo ideal de nuestros planes pero es momento de ver en ese punto el aviso para ser más resolutivo, más capaz, más positivo que antes.

Cuando los adultos sobreprotegen creen estar ofreciendo un cuidado necesario para que el niño transite su infancia sin encontrarse con ningún tipo de pena, sensación que se suele experimentar más frecuentemente al crecer cuando suceden situaciones adversas a las esperadas, de lo contrario tampoco se debe tener la intención de generar situaciones a propósito para que pueda sentir de forma anticipada lo malo que supuestamente se cree que va a sentir cuando crezca, este lamentable tipo de cuidado es considerando como una preparación para el difícil futuro que se le aproxima. Solo se trabajará la tolerancia a las frustraciones desde situaciones que surjan espontáneamente para aquel niño, no tener lo que se quiere no debe estar correspondido con un sufrimiento inevitable y educar desde esta perspectiva lo prepara indirectamente con las herramientas para hacer frente a un futuro inesperado de la mejor manera. 

No crear al niño la falsa expectativa de que en todo lo que haga será ayudado, será premiando, será alagado, será aplaudido, será reconocido, ya que saldrá al mundo esperando todo eso y más, el aprendizaje reside en la capacidad de gestionar y aceptar esa discrepancia entre lo ideal y lo real, eduquemos sus emociones para que él mismo sea su mejor apoyo y su mejor impulso a seguir adelante a pesar que lo esperado no haya sucedido. 

Si te gusto este articulo, podes compartirlo!

Cargando...
De 3 a 6
September 22nd 2020
Última actualización

No olvides de ver los últimos blogs!

Conquistando la independencia

El niño es capaz de conquistar su independencia si como adultos nos permitimos confiar en él para que pueda actuar por sí mismo.

9/22/2020

Niños sin miedo

El miedo se aprende pero esta emoción no tendrá poder si se la trata de la forma adecuada: buenas experiencias y claras explicaciones.

9/22/2020

Basta de castigos

El uso del castigo termina provocando distanciamiento emocional y afectando el vínculo respetuoso y comprensivo entre el adulto y el niño.

9/22/2020
Crianza Montessori

Esta web se propone dar a conocer otra forma de relacionarse con los niños, de una forma mucho más comprensible, respetuosa y afectuosa, siguiendo y cuidando las observaciones científicas en las que Maria Montessori ha trabajado a lo largo de su vida y colaborando en su deseo de que este legado sea transmitido a cada rincón del mundo.

¿Te interesa el mundo Montessori?

Te invito a suscribirte para recibir un aviso de las nuevas publicaciones del blog

0 / 50
0 / 50
0 / 50