Método Montessori

La Educación Montessori se propone guiar al hombre desde el inicio de su vida de manera que pueda descubrir sus potencialidades mediante las mejores herramientas y formar su personalidad a partir de buenos hábitos sociales y morales.

Respeta el desarrollo natural del niño, su autoconstrucción biológica, psicológica y social, respondiendo a las necesidades correspondientes de cada una de sus etapas de la vida.

Se ofrece al niño lo mejor, se lo acerca a conocer y descubrir el mundo y posteriormente el universo, protegiendo su naturalidad sin ningún tipo de opresión que no le permita ser el mismo.

Maria Montessori observó científicamente a niños de entre 2 y 6 años en su primera Casa Dei Bambini (La Casa de los Niños), ellos tenían muchas carencias, les ofreció diferentes materiales para trabajar y de este modo comenzó a reconocer mediante sus acciones, reacciones y las preferencias en sus elecciones algo que se repetía mayoritariamente en casi todos los niños, descubrió precisamente lo que necesitaban en esa etapa de desarrollo en la que se encontraban.

Estudió y trabajó sobre esos intereses observados comprendiendo la verdadera necesidad, es por eso que empezó a ofrecer un ambiente preparado, estético, ordenado, con materiales reales y con propósitos específicos. Debido a los buenos resultados obtenidos, tanto en el avance del conocimiento de estos niños como en el mejoramiento en su disciplina, lo perfeccionó hasta convertirlo en su propio método de educación.

En este ambiente el niño tiene la libertad de elegir sus propios trabajos para que de esta forma desarrolle cada vez más su voluntad, además obtiene independencia, el mismo espacio se la provee ya que el mobiliario y los materiales están diseñados a su tamaño, esto hace que deba pedir menos ayuda al adulto y tenga mayor facilidad de manipulación. No hay posibilidad de que esta libertad se vuelva un caos ya que existen normas claras y específicas que invitan principalmente a cuidar de todo el ambiente y también a cuidar de las personas que lo comparten. El respeto, la tolerancia, la aceptación y el amor, son bases fundamentales para que su funcionamiento sea armonioso.

Maria observó que cuando un niño elige un trabajo a partir de su propia voluntad, se interesa, sucede una maravillosa concentración, un momento especial en el que todo lo que sucede alrededor pierde su atención, su mirada y sus movimientos se centran en aquel material intentando resolverlo de la forma más precisa y perfecta posible. Estos tiempos jamás deben ser interrumpidos.

Los materiales son concretos, le permiten al niño conocer sus habilidades y perfeccionar sus limitaciones, desarrollarse cognitivamente descubriendo lo que el mundo ofrece para conocer. A partir de estos tendrá la posibilidad de autocorregirse las veces que le sean necesarias hasta alcanzar su máximo potencial y poder tener un pensamiento cada vez más abstracto.

El rol del adulto, llamado Guía, corresponde a un observador, seguir al niño para comprender su necesidad y actuar en consecuencia para estimular esos intereses. Se busca que mediante su avance requiera menos la intervención del adulto. Se le mostrará el correcto funcionamiento de un material cuando se considere que está preparado para utilizarlo, luego se le permitirá manipularlo, usarlo, trabajarlo a su manera y la cantidad de veces que quiera. El Guía ayuda a consolidar su autoconfianza respetando sus diferentes tiempos, le ofrece orden y estabilidad para que consiga su propia disciplina interna.

El ambiente ideado por Maria Montessori es una casa en donde los niños trabajan continuamente, en donde se crea una pequeña sociedad conformada por tres edades distintas que socializan y se ayudan mutuamente al mismo tiempo que crecen y evolucionan buscando ser lo mejor de sí mismos.

Crianza Montessori

Esta web se propone dar a conocer otra forma de relacionarse con los niños, de una forma mucho más comprensible, respetuosa y afectuosa, siguiendo y cuidando las observaciones científicas en las que Maria Montessori ha trabajado a lo largo de su vida y colaborando en su deseo de que este legado sea transmitido a cada rincón del mundo.

¿Te interesa el mundo Montessori?

Te invito a suscribirte para recibir un aviso de las nuevas publicaciones del blog

0 / 50
0 / 50
0 / 50