El poder de la concentración

Los pequeños detalles por los que los niños se interesan mayormente corresponden a cosas que los adultos ya no se detienen a observar, que ya consideran insignificantes en una vida llena de apuros, miedos y ansiedad. Un niño camina por la vida a paso lento y firme, con mucha energía, observando y buscando aquello que necesita conocer, aquello que le ofrecerá información valiosa para su desarrollo intelectual, psíquico y principalmente espiritual. 

Cuando un niño detiene su camino por un momento, permanece en silencio absoluto, mantiene su mirada en un solo objeto y prepara conscientemente el movimiento de sus manos y todo su cuerpo, es un niño que está viviendo y sintiendo la maravillosa experiencia de la concentración.

Algunos adultos cuando ven a un niño detenido e inmerso en el trabajo de su mente no lo consideran normal, accionan su egoísmo en la impaciencia, no respetan el tiempo que está usando para crecer entre pensamientos y entre numerosos esfuerzos, tienden a interrumpir, a participar cuando no fue solicitado, a comentar cuando no fue consultado, a despreciar y desmerecer la actividad elegida, es como si prefirieran un niño exaltado que perdió su guía y no sabe cómo llegar, quizás sea porque aquel niño perdido les hace recordar su propio camino.

Comprender la importancia de la concentración para no desviar al niño en el camino hacia la sabiduría mental, un camino que como adultos debemos retomar para recordar nuestra verdadera esencia. La sabiduría está ligada a los detalles más comunes de la vida diaria, el niño es capaz de descifrar esto, lo reconoce, se acerca y trabaja hasta completar su tarea, quiere alcanzar la perfección sin necesitar de aplausos ni recompensas, es un trabajo para construirse, potenciarse y fortalecerse a sí mismo. 

El noble niño necesita comenzar desde el amor por pequeñas tareas porque de la perfección de lo más pequeño surge la perfección de lo más grandioso, el poder se encuentra en la actitud que adopta al concentrarse, se distancia de todo su alrededor para fluir y tener un mayor control sobre su mente, un recurso que es parte de todo ser humano y solo requiere de libre práctica para su consolidación. 

La existencia humana está formada de pensamientos y acciones lo que dará como resultado un carácter específico frente a la vida, es fundamental cuidar la no desviación de este acto que intenta conservar la energía y la fuerza natural e individual por medio de la concentración más pura y absoluta. 

Para Maria Montessori, todo gran ser humano se logra construyendo desde la concentración una vida interior con una personalidad unificada bien orientada en el mundo exterior que le permita coordinar sus pensamientos y controlar sus errores.

El pensamiento es una fuerza poderosa, puede ser benéfica cuando está bien dirigida o puede ser destructiva cuando se le da un uso equivocado. Cada logro humano ha partido del pensamiento para luego poder ser llevado a la práctica. En un niño triste, con miedos, dudas, ansiedad, decepciones, siempre habrá ignorancia y falta de motivación, todas estas condiciones de su mente son el resultado de las diferentes experiencias a las que está expuesta su vida, representan la anulación del pensamiento positivo, perdiendo la invitación a dirigirse firmemente hacia sus objetivos. Debemos ayudar a los niños a educar la calma y la serenidad para enfocar sus fuerzas de pensamiento de manera constructiva y protectora hacia aquello que necesitan resolver.  

Permitiendo a los niños ejercitar inteligente-mente su auto-control los lleva a tener un mayor conocimiento de sus fuerzas de pensamiento y no ser un esclavo de sí, más tarde se convertirá en el propio creador de sus más grandes propósitos y estos serán los que podrá alcanzar, es necesario dejarlo trabajar en su conocimiento interior para que pueda reconocer el poder sutil del pensamiento y reunir otra vez cada fuerza mental que pudo haberse dispersado por un uso descuidado. 

El niño tiene la capacidad de valorar a través de su concentración todo lo que pasa por su vida, esto le asegura felicidad abundante y completa porque adquiere la experiencia de dominar su intelecto frente a cualquier situación que lo desarmonice, se vuelve capaz de vencer cualquier desafío ya que en la rigurosidad se haya la genialidad.     

Si te gusto este articulo, podes compartirlo!

Cargando...
De 3 a 6
September 22nd 2020
Última actualización

No olvides de ver los últimos blogs!

Conquistando la independencia

El niño es capaz de conquistar su independencia si como adultos nos permitimos confiar en él para que pueda actuar por sí mismo.

9/22/2020

Niños sin miedo

El miedo se aprende pero esta emoción no tendrá poder si se la trata de la forma adecuada: buenas experiencias y claras explicaciones.

9/22/2020

Basta de castigos

El uso del castigo termina provocando distanciamiento emocional y afectando el vínculo respetuoso y comprensivo entre el adulto y el niño.

9/22/2020
Crianza Montessori

Esta web se propone dar a conocer otra forma de relacionarse con los niños, de una forma mucho más comprensible, respetuosa y afectuosa, siguiendo y cuidando las observaciones científicas en las que Maria Montessori ha trabajado a lo largo de su vida y colaborando en su deseo de que este legado sea transmitido a cada rincón del mundo.

¿Te interesa el mundo Montessori?

Te invito a suscribirte para recibir un aviso de las nuevas publicaciones del blog

0 / 50
0 / 50
0 / 50